h Malinorne: El Consejo - 1

Malinorne

Bloc cordelero del Dr Eleder, profesor de la Universidad Autónoma de Númenor: UAN

junio 19, 2005

El Consejo - 1

Las palabras tienen poder.

Alguien dice una palabra; otra persona actúa de determinada manera movido por esa palabra; ocurren Acontecimientos. Sucedidos. Cosas.

Las palabras nos dan temor. Pero no lo suficiente.

Hace unos días, en la Universidad Autónoma de Númenor se escuchó una palabra:

"Cambragol"

Y el resultado fue...


El Consejo - 1 (por Cambragol)


I

No en demasiadas ocasiones se convocaba el Consejo. Cuando se tenían que reunir los Señores Elfos era porque algún acontecimiento amenazaba la paz de la Tierra Media o alguna catástrofe se cernía sobre ella. Ninguno de los Humanos que todavía estaba vivo era capaz de recordar una junta semejante. Pero el momento había llegado, todo estaba preparado y el Consejo dio, por fin, comienzo.

Me han dicho - algunos alabándome, otros como reproche – que soy demasiado parco en mis descripciones y excesivamente conciso a la hora de narrar. No sé si para un cronista elfo como yo, que se encarga de poner en papel el acontecer de los míos, eso es un defecto o una virtud. Sea como fuere, no quiero aburrir ponderando la magnificencia de los Señores Elfos, sus rozagantes ropajes, su porte amable, su sentido de la justicia y su bondad, esa luz de plata que comparan con las luminarias que se asoman, tímidas, en el claro del bosque, si es que se me permite citar un poco de Poesía Elfica. A partir de aquí me ceñiré a los hechos.

Como decía, comenzó el Consejo. Caranthir, en su calidad de presidente, se sentaba en un sitial que resaltaba su dignidad. A su lado sus fieles Nolendur y Cambragol lo custodiaban. El resto de los Señores Elfos se acomodaban en hermosas sillas de madera noble del Bosque Oscuro, adornados con telas de brocado que nunca habían admirado ojos humanos, pues era tal su perfección que, si algún hombre las contemplara, caería en profunda melancolía, pensando que nada le quedaba por ver. Pero, como ya he dicho, no me voy a dilatar en los detalles. Baste saber, pues, que había mas de cien Señores allí reunidos.

Caranthir, solemne, se levantó de su asiento. Hacia ya muchas lunas que ocupaba el cargo de Principal entre los elfos, y recordaba mas amarguras que alegrías. Ciertamente, su función no sólo concernía al buen gobierno de nuestro pueblo sino que tenía, al menos moralmente, a su cargo el cuidado y protección de las demás criaturas inteligentes de la Tierra Media. Era una carga muy pesada..

- Amigos, su voz resonó en la sala, nos hemos reunido aquí para tratar un asunto urgente que no admite demora. Desde épocas remotas no se había congregado el Consejo. Y, os lo habréis imaginado, un grave peligro pende sobre nuestras cabezas.

Un murmullo se extendió por la sala. Caranthir hizo un gesto leve y el silencio se recuperó.

- Sabréis, pues nuestra historia así nos lo muestra, que mucho tiempo atrás hubo un elfo que se distinguía de los demás. Ya en la hora de su nacimiento los vaticinios astrológicos señalaban que su vida iba a ser extraña y desdichada. Todos sabéis que estoy hablando de Mandëril, mas conocido por el Elfo Loco. Se dice que perdió la razón porque, al pasar demasiado tiempo entre los Humanos, se aficionó a sus vicios, antes que a sus virtudes, y se volvió orgulloso. Después, se afirma, tuvo contactos secretos con Morgoth y algo debió salir mal porque una mañana lo encontraron cantando canciones de Orcos en el jardín de su casa, bailando una danza absurda y dando gritos con una voz tan desmesurada como nunca se le había oído a un elfo ni se le volverá a oír. Dicen que sus ojos habían perdido el Brillo. Pero nadie puede saber si la historia es cierta o falsa.

- Lo que sí se sabe es que, después de haberse perturbado, adquirió el Don de la Profecía, reservado a unos pocos elegidos. La que hoy nos atañe se refiere - unos pocos de vosotros lo sabréis, pues hasta ahora el secreto se ha mantenido con discreción – a las Dos Amenazas.

Nuevos murmullos se expandieron por la sala. A Caranthir le costó un poco mas que antes apagarlos.

- Mandëril afirmaba que no existe un único universo. De hecho afirmaba que toda la miríada de universos que existen se superponen – o, mejor dicho, se imbrican – unos sobre otros, entrecruzándose. No somos capaces de percibirlos porque lo que distingue a un universo de otro es el hecho de vibrar en longitudes de onda distintas. Longitudes de onda que no sabemos como captar.

Hizo una breve pausa. Un tenso silencio dominaba la sala.

- Sin embargo, sí existe una forma de comunicarse con alguno de esos universos. A través de nuestros pensamientos somos capaces de modelar lo que ocurre en otros cosmos. También ocurre en la otra dirección. Los pensamientos de otro universo influyen en los hechos y pensamientos del nuestro, y, estos, a su vez, generan nuevos pensamientos en el otro universo, que generan nuevos hechos, etcétera, en un proceso de realimentación que no ha tenido principio ni tendrá fin. El Tiempo es la unidad de medida de los pensamientos.

Se aclaro la garganta y tomó un sorbo de agua. Todos aguardaban expectantes. Caranthir prosiguió.

- Y con eso tienen que ver las Dos Amenazas. Las profecías de Mandëril resultaban deliberadamente oscuras, como si su malicia sobrepasase a su locura. No podía quedárselas para sí, pues la Expresión de la Profecía no se lo hubiera permitido. Lo que sí era capaz de hacer era deformarlas y enmascararlas de forma que sólo se pudiese comprender cabalmente su significado muchas generaciones después.

Un rumor de primavera llegó de fuera. Los árboles albergaban gran cantidad de pájaros que, con la llegada del buen tiempo, comenzaban a preparar sus nidos para la puesta. Alegres trinos inundaban el aire de la mañana.

- La primera de las Amenazas, continuo Caranthir, se presentó cuando todavía no habíamos sido capaces de desentrañar el augurio. En un universo paralelo, un fecundo y excepcional escritor, llamado Tolkien, “imaginó” un mundo poblado por Elfos, Orcos, Humanos, Trolls, Hobbits y otras criaturas. Un mundo en el que dominaba la lucha del Bien contra el Mal.

- Ya su segunda novela - pues la primera no nos interesa por ser una obra ambientada en la Edad Media de la Tierra, el planeta que habitan en su Universo – trataba de nuestro mundo. Fue un anticipo de lo que habría de venir después, pues el relato en sí era inocuo: Hablaba de la búsqueda de un tesoro en la montaña solitaria. No me he de explayar más.
- La verdadera devastación vino después. Tolkien escribió “El Señor de los Anillos”, y la calamidad se extendió por nuestro mundo. Recordareis que he dicho que los pensamientos fluyen en libertad entre universos e influyen en el porvenir de ellos. Y una personalidad tan poderosa como la de Tolkien no podía dejar de influenciarnos.

- Todos conocéis lo que ocurrió en la Tierra Media en la época de Frodo, el Hobbit y Gandalf, el mago. Hasta ahora habías supuesto que las calamidades que arrasaron nuestro mundo eran provocadas por la ambición de poder del Señor Oscuro. Ahora sabemos que fue Tolkien el que aumentó su fuerza y su afán de conquista. Solo unos pocos sabemos que, en el último momento, y por medios que prefiero no revelar, conseguimos que Tolkien accediera a destruir el anillo al final de su relato y devolviera así la paz a la Tierra Media.

Nadie dijo nada. A medida que transcurría la mañana los trinos se percibían con mayor intensidad, y en la floresta los zumbidos de insectos acompañaban la melodía de los pájaros. Un Horlüm cantó sobre una rama.

- Sin embargo aun no estamos a salvo. Me he referido antes a Dos Amenazas. La primera, lo sabéis ahora, era Tolkien.

Su rostro se volvió sombrío.

- La segunda, dijo, es inminente.


(continuará, claro)

(y las Respuestas al Examen llegarán a lo largo de esta semana. Este Bloc es un especialista de las Pausas Dramáticas)

5 Comentarios:

Anonymous Keleb-dûr dice...

¿Qué significa Mandëril? _mande_ es Destino final, hado. ¿sería con la terminación masculina -ndil cambiando nd por r?

¿Y Hörlum?

9:57 a. m.  
Blogger Maedhros dice...

Manda Silmarilli... De todos los hermanos, justamente Caranthir sobrevive y se dedica a hacer vida social... Hay que ver lo que hacen unos cuantos milenios en Mandos...

#1

La segunda amenaza es que Caranthir vuelve a la Tierra Media, verdad? XD

5:13 p. m.  
Blogger Gil-Galen dice...

Miedo me da Cambry... y más en un consejo de este estilo.

10:00 a. m.  
Blogger Celebnár dice...

Miedo me da la segunda profecía...
Arrrg, tú y tus pausas dramáticas ¬¬
A saber qué Balrogs se nos viene encima. Temblando quedo :P

11:09 p. m.  
Blogger Elikatmy dice...

Esta excelente su fotolog....yo he creado uno con mi novio sobre la Tierra Media...
Los invito a conocerlo!
www.fotolog.com/edhelion
Tambien hemos creado un blog por si les interesa... www.edhelion.blogspot.com
Espero que les guste, aunque recien empieza...
Cualquier aporte o ayuda que nos quieran dar haganlo a tinuviel.culnamo@gmail.com
Adios!

Los espero!!!!

6:08 a. m.  

Publicar un comentario

<< Principal