h Malinorne: El Cónclave - 1

Malinorne

Bloc cordelero del Dr Eleder, profesor de la Universidad Autónoma de Númenor: UAN

agosto 20, 2005

El Cónclave - 1

(Continúa... Una historia de Alexandre Cambragol y Antonio Anadón)


I


Por supuesto existía en la Tierra una reunión similar al Consejo Élfico que conocemos en la Tierra Media, aunque aquí se la llamaba Cónclave de Eruditos. Por supuesto los unos desconocían la existencia de los otros, pero dado su carácter de estudiosos de los universos paralelos y la intrínseca relación de éstos sospechaban "que algo parecido tenía que haber al otro lado", y por supuesto se reunían con carácter urgente, aún las personas con el sentido de la percepción ínfimamente desarrollado habrían podido detectar la terrible distorsión que azotaba el mundo, si supieran cómo.

En el 2001 se estrenó una película de fantasía, la expectación que generó fue indudablemente antinatural dado el carácter del filme, los Eruditos comprobaron anonadados como el índice de espectadores se acercaba a Titanic que con mil millones de dólares tenía el mayor taquillaje en los cines. Titanic había sido su mayor último éxito, el Cónclave subvencionaba todo tipo de actos culturales –con mayor o menor gusto- que alejara a las masas de los pensamientos fantasiosos de Espada y Brujería.

La segunda señal vino en el otoño de París, la moda pret-a-porter marcaba las tendencias para el próximo año: largos vestidos holgados cerrados con cordones y tejidos de lino, adornados con púrpura y oro, los cabellos recogidos en una única y larga trenza. Al modo medieval dijeron algunos, pero esta moda no se alejaba mucho en realidad del porte de las Damas de Valinor.

Pero lo que más preocupaba a los Eruditos era el rol, volvía a resurgir, jóvenes de todas las edades se reunían alrededor de una mesa y dejaban volar su imaginación, ¡ese era el juego!; el ingenio y la astucia se combinaban y la gente creaba y deseaba otros mundos. No acababa aquí, se había creado una nueva forma de jugar al rol: el rol en vivo. Se asumía directamente el rol del personaje, tú sentías lo que él sentía.

La Reunión fue convocada inmediatamente después de conocerse estos detalles.

II

William era el más respetado de los 16 miembros del Cónclave porque era el que tenía más dinero, se podría decir que su fortuna era mayor que la de todos los demás juntos, le llamaban Bill porque así era como deseaba que le llamaran. Realmente no podían saber si este era su verdadero nombre, los Eruditos ocultaban su verdadera identidad a los demás miembros por razones obvias, ¿qué diría la gente si se enteraban en que estaban metidos?. Ocultaban su cuerpo en holgadas túnicas negras, y una capucha les ocultaba en parte el rostro. Desde la capucha de Bill se podían llegar a discernir unas gafas de montura fina y unos ojos ávidos e inteligentes, su acento era del oeste de Estados Unidos, quizá de California o de Seattle, y nunca decía más de lo que quería decir. Muchos afirmaban que era parco, pero la mayoría pensaban que era prudente. No dijo nada mientras los demás discutían todas las señales, descartaban unas e implicaban otras. Calló cuando los demás recordaron la vieja crisis de Mayo del 69, el mundo había estado a punto de írseles de las manos, los más viejos de los Eruditos habían ayudado a resolver el problema y tenían mucho que aportar ahora.

Cuando se discutió que es lo que se podía hacer Bill habló, y todos callaron para escucharle.


- He creado un programa informático cuyo fin es cruzar datos y buscar coincidencias, nombres que en un campo determinado coincidan estadísticamente un número anormal de veces teniendo en cuenta múltiples variables. -nadie dijo nada, esperaban las conclusiones que sin duda Bill ya habría tomado y que probablemente fueran las correctas-, no pretendo aburrirles con la metodología, amigos, la conclusión es simple, tengo cuatro nombres de personas que en el campo de Fantasía surgen, digamos, demasiadas veces.

Los 15 Eruditos se mantuvieron expectantes, ¿quienes eran? se preguntaban, y uno no pudo resistirlo más y lo preguntó.


- El primer nombre es obvio: John Ronald Reuer Tolkien.

- Fue nuestra mayor crisis -dijo uno de los más viejos-, publicó El Señor de los Anillos en el 66, no pudimos neutralizarlo a tiempo; los hippies son un resultado directo de la influencia del otro plano por los pensamientos que Tolkien generó y que nos son devueltos multiplicados, aún hoy pagamos el precio.

- Sí, -dijo Bill secamente molesto por ser interrumpido-, el segundo nombre es el de otro escritor: Alsandir Pers. Es un escritor novel de gran talento, pero creo que no debe preocuparnos por el momento, su prometedor futuro se encamina a la poesía clásica en español.

- El tercero también es escritor: Terry Prachett, creador de Mundodisco. Un verdadero peligro, si me permiten la sugerencia lean sólo uno de sus libros y comprenderán lo que puede estar pasando en el otro plano.

- El cuarto es el más inquietante de todos, se oculta bajo una inicial: A., -y pensaron los Eruditos: ¿quién si no el que tiene algo que esconder se oculta?-, es el que más coincidencias informáticas ha originado, y escuchen esto con atención: ¡su nombre se cruza una y otra vez con el de Tolkien y Alsandir y con otras muchas otras coincidencias menores!. La pregunta es: ¿quién es A.?.


La reunión discurrió durante otras dos horas más, se divagó, se hicieron conjeturas y se tomaron importantes decisiones relativas a A. y a Terry Prachett, pero Bill dejó de escuchar pronto y sus pensamientos se encaminaron por otras vías, y de repente, le asaltó como nunca antes una terrible sensación y asustado dijo sin importarle que le escucharan:

- Dios mío, ¿qué podrá estar pasando al otro lado?

1 Comentarios:

Blogger vente dice...

Vous avez un blog très agréable et je l'aime, je vais placer un lien de retour à lui dans un de mon blogs qui égale votre contenu. Il peut prendre quelques jours mais je ferai besure pour poster un nouveau commentaire avec le lien arrière.

Merci pour est un bon blogger.

3:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Principal